Salir a Cazar

Blog, ELLOSHACEN, Formación, Laboral, YOHICE

En Buenos Aires siempre hay mucho para hacer que parece que uno tiene que tener ganas de hacer todo el tiempo.

Hacía un mes me había anotado sin pensar a un workshop del que me atrajo su nombre “Cazadores de necesidades”. Me gustó el término: cazar, me llevó a algo como una selva, donde hay que salir a cazar para buscar la comida.. o a la misma Buenos Aires saliendo a cazar oportunidades.

Llegúe, con lluvia a más no poder, al barrio más paquete de la ciudad (que irónico ¿cuantas necesidades habría ahi?) El workshop fue dado por la gente de NETI (No Todo está Inventado), organización dedicada a la cultura maker. Ahí estaba sola, pasada por agua, con gente que no conocía (pero al menos ellos también estaban mojados). Eso hizo romper el hielo, y empezaron las preguntas como “y vos que hacés?”. Después de ver que lo único en común era que estábamos en el mismo lugar comenzó el workshop.

El eje de la parte teórica (y posterior puesta a práctica) era el “Design Thinking”. Claro que intentar explicarlo ahora me llena de presiones pero básicamente es un método para afrontar el proceso de diseño, lo interesante? Es que se está aplicando a distintas industrias. Es una metodología bastante conocida y masticada para alguien como yo, que estudio diseño hace varios años (demasiados) en la universidad de Buenos Aires, pero sorprendentemente novedosa para gente de otros ámbitos. Y aquí lo más loco de la experiencia: darme cuenta que eso que uno naturaliza puede ser algo nuevo para otros… y cuando es valorado? Wow, qué bien se siente. No por uno sentirse más, sino por recuperar la capacidad de sorpresa. También reflexionamos que el “Diseño Proyectual” (la traducción) es aplicable a todos los problemas que nos toca afrontar día a día.

Se basa, entre otras cosas, en definir etapas para el abordaje de un problema y la formulación de su (o sus) posibles soluciones; estas son:

  1. Empatizar (con el otro. Entenderlo, ponerse en su lugar, escucharlo)

  2. Definir (la necesidad a saciar, el problema a afrontar)

  3. Idea (hacer un recorte y definir la mejor forma de abordaje)

  4. Prototipar (ensayar la respuesta y sus variantes)

  5. Evaluar (fue lo indicado? Se puede mejorar? Cómo?)

    Y? Se imaginan evaluando cada decisión bajo estos parámetros?… Todo iría mejor no?

Después de la parte teórica, llevamos a la práctica las fases 1 y 2. Nos basamos en una necesidad real de uno de los integrantes del curso. A través de una entrevista corta, que casualmente me tocó moderar (llevarla a cabo), conocí a Martin. Me enteré que le enojaba mucho olvidarse las cosas al salir de su casa y más aún le enojaba la sensación de sentir que se estaba olvidando algo. En grupo evaluamos las posibles soluciones y en el medio de esos debates en donde cada uno saca a pasear su personalidad nos quedamos sin tiempo.

A las 19.30hs salí del salón y me encontré con una GRAN pregunta en una pared:

1
Fundación Telefónica Argentina, Abril 2016, Buenos Aires, Argentina.

Era una muestra del genial cocinero Ferran Adriá, al que desde ahora preferiría llamar diseñador. Fue muy inspirador ver el proceso de sus platos, y con plato me refiero al plato en sí es decir la vajilla y al alimento, que en realidad, en este caso, son uno. No era ni más ni menos que el “Design Thinking” aplicado a la gastronomía.

Mientras sacaba estas fotos veo que haciendo lo mismo, estaba Martin. Ese mismo que le molestaba olvidarse las cosas antes de salir, esta vez no quiso irse sin mirar un poco la muestra también. Nos vimos los dos aprovechando la situación y empezamos a hablar… Yo sabía ya algo de él (por la entrevista) asique me tocó contar a mí: que era diseñadora industrial, que por eso mi interés en el curso y la exposición. Me contó que hace 25 años (cuando yo nacía) se había anotado a la carrera, que le pareció muy complicada en ese momento pero siempre se había sentido un diseñador/inventor. Seguimos la charla unas cuantas cuadras y bajo nuestros paraguas nos encontramos cazando coincidencias.

Entendí que en Buenos Aires somos muchos los cazadores. Esos como yo, que no dejamos pasar ni la más mínima oportunidad. Ni de ver una muestra de regalo, ni de dejar de hablar con alguien que no conocés, porque sabemos que cada oportunidad es única e irepetible.

Vos… cuán seguido salis a cazar?

Ani.-

Anuncios

Comentá

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s